jueves, 3 de febrero de 2011

El lagarto overo

Con una pequeña embarcación crucé a la Isla San Martín, en medio de las Cataratas del Iguazú. Recorriéndola, se pueden apreciar saltos y cascadas que no son visibles desde otro lugar.
.
Luego de transitar durante varios minutos el sendero através de la selva, se llega a una especie de patio, con uno o más árboles en el centro, rodeados por bancos que son aprovechados por los turistas para descansar, tomarse una siesta o almorzar.
.
Justo antes de llegar a ese pulmón, se escuchaba a alguien -que tenía 200 de salame, 200 de queso y unos panes sobre un banco- balbucear a los gritos con la boca llena:
'¡Andate! ¡Andate! ¡Tomátelas de acá! ¡Andate!'
.
El sujeto, un turista de zapatillas y riñonera [o sea, bien argentino y bien boludo], le estaba gritando a un lagarto overo mientras el muy hijo de puta lo apartaba con un pie, lo enviaba de vuelta a la selva para que la criatura 'no venga a robar lo que no le pertenece'.

.
.
Una escena repudiable: un extraño sacando casi a las patadas a un ser que pertenece a ese lugar.
.

.

------
.
.
Este lamentable hecho me hizo acordar a los recientes acontecimientos ocurridos en ese yuyerío olvidado de un rincón porteño -ahora mejor conocido como- Parque Indoamericano (¡qué nombre tan paradójico!). Toda la escena era como una versión cover de lo ocurrido en diciembre pasado, una especie de teatralización que hasta parecía adrede.
.
Los bolivianos, al igual que otros pueblos originarios, -por más que a muchos les cueste entenderlo- tienen más raices en común con estas tierras y más sentido de pertenencia que cualquiera que se llame González, Rossini, O'Connor o Katz.

.

3 comentarios:

Guander Guoman dijo...

Ay, pero cómo se te ocurre, nene! Si los argentinos somos italianos que hablamos español, nos creemos franceses, pretendemos sueldos estadounidenses y vivir como ingleses!

Esos negritos no son argentinos! Nosotros somos argentinos, los hijos de europeos que vinimos a hacer patria! (?)



(chiste, chiste, chiste... tristísimo lo que contás--lo del lagarto overo y lo de los pueblos originarios. Hay tanto imbécil repartido por el mundo, y lamentablemente tanto imbécil calentando sillones en nuestras casas de gobierno... lamentable).

luciano dijo...

es que "venimos de los barcos" =)
con esa frasecita se evita profundizar en una identidad que obviamente es mucho más que eso.
pero creo que mucha gente está abriéndose!

abrazo

Martin dijo...

En lo de la iguana te banco, pero no estoy de acuerdo en que la compares con una usurpación de terrenos. Además, cualquiera sea mi apellido, no me da derecho a tomar tierras que me son ajenas porque respeto el derecho a la propiedad. Por otro lado, me siento tan originario como cualquiera. No tengo tierra ni techo propio pero tampoco ando pensando en armarme una casita en la plaza de mi barrio.
Saludos!