miércoles, 8 de junio de 2011

La conspiración para frenar el avance de la humanidad

.
Desde que terminó la oscura etapa del cristianismo, la humanidad ha avanzado a pasos agigantados -por más que algunos se empeñen en armar guerras o en seguir alabando a fantasmas todopoderosos-. Galileo, Newton, Maxwell y Einstein, entre tantos otros, han sentado las bases para que hoy en día tengamos la tecnología que tenemos.
.
Sin embargo, y salvando las distancias entre los grandes genios y el común de los mortales, existe una conspiración para frenar el avance de la especie humana, un macabro plan para hacerle perder tiempo a cada individuo que la conforma.
.
Estoy convencido de que cada pyme, empresa multinacional, organismo del gobierno u organización no gubernamental sigue estrictas reglas en este aspecto. Me refiero a su constante animosidad para hacerle perder el tiempo a la humanidad entera.
.
Por ejemplo, la empresa A tiene rigurosos reglamentos que le indican al empleado 1 que el horario de atención a clientes es de lunes a viernes de 8 a 19 hs., mientras que al empleado 2, se le comunica que el horario de atención de la misma empresa es de 9 a 13 y de 14 a 18 hs. A su vez, curiosamente, el empleado 3 juraría por sus hijos que la corporación en la que trabaja atiende al público de lunes a sábados de 7 a 15 hs. Obviamente esto genera lo que están imaginando: uno como cliente llama a esa firma y nos puede atender el empleado 1, el 2 o el 3; tomaremos nota del disciplinado horario de atención que se nos indica, nos reservaremos un día o pediremos permiso para faltar a nuestro trabajo, emprenderemos el largo viaje hacia esa compañía como para llegar holgadamente con el tiempo, para ver que -obviamente- está cerrada, pero con un simpático cartel en la puerta que reza "Horario de atención al público: L a V de 10 a 17 hs, sin excepción". Mientras entonamos a nivel de grito la famosa frase 'PERO SI ME DIJERON...'. Curtite, es parte del plan. Volvé otro día. Perdé aún más tiempo.
.
Otro caso es el de los bancos. Luego de preguntarle al empleado de seguridad para estar bien seguros de acudir a la ventanilla correcta, hacemos la fila de media hora (obviamente sin poder escuchar música con el celular, ni mensajear, ni mailear, ni pelotudear en las redes sociales). Finalmente llegamos a la ventanilla de atención para el trámite que tenemos que hacer. Le explicamos la situación a la cajera, quien muy amablemente nos dice que ese trámite debemos hacerlo con el oficial de cuentas. Sacamos numerito, esperamos otra media hora a puro embole, hasta que por fin nos atiende el otro empleado, le volvemos a explicar lo mismo que el explicamos a la cajera, a lo que se nos dice que ese trámite debe realizarse en forma telefónica únicamente. Luego de haber perdido hora y pico, volvemos a casa para llamar por teléfono al banco. Luego de diez minutos de insoportable musiquita parecida a un ringtone del año 97, toma la llamada un empleado de atención al cliente, a quien le contamos nuestra necesidad, pero nos aclara que ese trámite en particular se realiza expresamente mediante los servicios online de home banking. Nos dirigimos a la computadora con la única intención de prenderla fuego.
.
Estos ejemplos demuestran que cada empleado de una misma institución recibe diferentes indicaciones sobre cuándo, cómo y dónde atender a los clientes y -claramente- hacerles perder grandes cantidades de tiempo, como parte del oscuro plan para frenar el avance de la humanidad toda. Si nunca te ocurrió nada parecido es porque no sos humano.


.

6 comentarios:

Tincho dijo...

Yo creo que "tener tiempo" está bastante sobrevaluado. Como dice Huxley, el hombre occidental ha perdido el sutil arte de no hacer nada. Desde chiquitos nos enseñan que el tiempo es dinero y el dinero es lo más importante, por lo tanto "perder" el tiempo es inadmisible. Y no es así, cada uno vive a su ritmo, los días tienen 24 horas y encima no nos alcanzan, porque tenemos que llegar temprano a nuestros dos trabajos y a pagar la factura del gas porque sino el invierno no va a escatimar en hostilidades.

Si bien no tiene mucho que ver esto que digo, yo creo que el plan es más macabro aún que lo que decís vos: hay un plan para mantenernos apurados todo el día, y encima cansarnos y desgastarnos. La humanidad para progresar no necesita "ir más rápido" ni "perder menos tiempo". Todo lo contrario. Necesitamos menos apuro innecesario y tranquilizarnos un rato.

Mirá si Galileo, Einsein, Maxwell hubieran estado preocupados de terminar rápido los trámites y poder volver a su casa apurados a bajarse cosas por internet y desesperarse porque su ancho de banda los hace esperar unos minutos.
Creo que alguien que se sienta a mirar manzanas caer los minutos lo tienen sin cuidado =P

(y ahora me doy cuenta que me he extendido demasiado. creo que es la primera vez que comento, pero soy un fiel lector, me gusta tu blog) saludos!

Pedro dijo...

Hay una ciencia entera dedicada a estudiar organizaciones (más bien empresas yanquis) que es la Sociología de las Organizaciones. Tiene miles de autores y cientos de miles de papers publicados sobre cuál es la mejor forma de organizar y de analizar una empresa. Aunque hay muchas teorías distintas, la mayoría coincide en que la organización será más eficiente mientras más maleables sean las metas personales del empleado, más se controle la conducta mediante premios y castigos y más se desespecialice y se haga más reemplazable al empleado entre otras cosas... Tengo esta materia en mi carrera y es increíble la cantidad de tiempo al pedo del que dispone toda esta gente.

Si estás muy pero muy al pedo, leé el librito de Pfeffer: "Organizaciones y teoría de las organizaciones", bastante revelador.

Saludos...

MateConDuraznos dijo...

Iba a comentar alguna pavada digna de mí, pero ante tanto lector erudito mejor me llamo a silencio.

Silencio veniiií!!!

(Perdón, es más fuerte que yo.)

Liessa dijo...

Noooo, no prendas fuego la computadora!
Prendé fuego a un banco.

Ferchu Escola dijo...

En realidad se aplica la base fundamental de "me chupa un huevo". Y desde el presidente del banco hasta el ultimo de lso empleados la aplica al pie de la letra. Si a cada empleado le chupa un huevo vos , tu tiempo, tu tramite y lo que sea. Creeme que tiempo es lo menos que vas a perder. Dificil se pone cuando ya empieza a fectar tu salud.

El gato vagabundo dijo...

Por eso tambien cambian el horario en verano e invierno. Creo que lo de la confusión es una ciencia que la cultivan desde muy arriba, y hasta los niveles mas basales.

Un ejemplo: Velorio. "A las 10 nos llevamos el muerto". El que llega a las 9:40, tiene que andar buscando el cortejo por toda la ciudad a velocidad frenética. Termina dandose por vencido, y raja al cementerio directamente, a ver si por lo menos no queda como el ojete con los deudos.