jueves, 28 de julio de 2011

Asesor de campaña sucio

"Nuestro objetivo era nublar la mirada del adversario con la ira para que se destruya a sí mismo. Terminamos ganando la elección en forma abrumadora. Varias veces implementamos acciones del mismo estilo. Cuando el propósito es alterar los nervios de una persona no importa hacer un ataque masivo, más allá de que sea necesario aparentar que no lo es. Una cosa es jugar con la vanidad del rival empujándolo a que pierda su tiempo y sus esfuerzos en tonterías y otra muy distinta nuestro objetivo: demoler psicológicamente a un ser humano. En ocasiones el ataque político fue tan brutal que el adversario se aniquiló psicológicamente e incluso llegó al suicidio."

Jaime Durán Barba (asesor de campaña de Macri) en su libro 'El arte de ganar', capítulo 5.

2 comentarios:

GABU dijo...

¿DEMOLER?

Guauuuuuuuu!!!
La que nos espera seguir padeciendo con personajes como estos que manejan los hilos de sus marionetas/clientes políticos...

BESOS PARA PENSAR

Nacio dijo...

El error esta en creer lo que nos quieren hacer creer. Que se trata de malos y buenos, cuando en realidad, la nuestra, la de este pais en estos años, es que todos (todos los que pueden aspirar realmente) son malos.

O sea, gane quien gane, pierde la gente. Absolutamente.

Ninguno significa el progreso ni nada sustentable, nada autentico y veraz.

Aunque la crisis, a mi modo de ver, que se esta dando ultimamente en la sociedad argentina, es ver como personas presumiblemente inteligentes, cultas y valiosas cometen el fatal error de ponerse la camiseta de algo o alguien.

La razon y la verdad en una sociedad nunca esta del lado de los intereses. Nunca debe estar.

Al menos de los intereses fanáticos y absolutistas.

Como vengo diciendo hace rato, creo que el tiempo tiene la razón. El tiempo todo devela.

Ya tendremos la puta sorpresa ciclica de la historia de este Estado.